Edicion

Balance de blancos

La tarjeta gris se utiliza con dos propósitos y entonces de dos maneras diferentes.

1) Para medir la luz. En este caso, la tarjeta gris sirve para hacer una medición de la luz reflejada, ya sea a través del exposímetro de la cámara o con uno de mano, en el modo luz reflejada. Para esto, ponemos la cámara en medición puntual, apuntamos a la tarjeta y medimos la luz acheter du viagra naturel. En ese punto, tendremos una exposición correcta. En mi caso, yo hago la medición no en la tarjeta, sino con el exposímetro en modo luz incidente y en el rostro de la modelo, que es lo que me interesa que salga expuesto correctamente.

2) Para balance de blancos. Primero hay que advertir, que yo tomo en RAW, lo que permite hacer ajuste de blancos en post proceso de manera eficiente. En JPG el resultado es de menor calidad. Después, hago la toma con el balance de blancos en automático, pensando precisamente en ajustar al momento de revelar. Igual se podría usar algún ajuste de WB desde la cámara en la toma, pero al hacer el ajuste posterior, el paso está de más.

Con la tarjeta gris puedo tener una referencia de cuales eran los colores reales, ya que el gris de la tarjeta, tendrá que ser gris en la foto procesada. Para ello, utilizo el cuenta gotas del balance de blancos de Aperture ® y hago el balance directamente en la tarjeta. En la mayoría de los casos, me da una buena aproximación y ya solo hago algún ajuste menor, dependiendo de si quiero la toma más fría o más cálida.

Por ejemplo en la siguiente toma, hice el balance primero en el negro, que es lo predominante. Sale la foto con un tono verdoso. En segundo lugar, hago el balance en la piel de la modelo, que le da a la toma un tono azuloso. En tercer lugar, utilicé el modo flash del balance de blanco, que da una foto bastante cercana a la realidad, aunque en mi opinión muy cálida. Por último y utilizando el cuenta gotas, hago el balance en la tarjeta gris, que es como finalmente quedó la toma.

Y al final, la toma con el WB ajustado.